“LA 72”, UNA GOTA DE AGUA PARA ALIVIAR EL SUFRIMIENTO

LA 72, UNA GOTA DE AGUA PARA ALIVIAR EL SUFRIMIENTO

Por Ramón Márquez.

“Alabado seas mi Señor” fue el grito de júbilo de Francisco de Asís cuando se dio cuenta de que formaba parte de la gran familia universal. La 72, Hogar – Refugio para Personas Migrantes pretende ser una gota, una gota de agua que alivia el sufrimiento, antes de fusionarse en el océano cósmico de la Creación.

ramon 5

Pasamos por momentos de grandes desequilibrios y desigualdades a nivel global. México no es una excepción. Hace años que venimos denunciando la tragedia humanitaria en torno a las personas migrantes en su tránsito por nuestro país. En los últimos tiempos padecemos un recrudecimiento de las acciones de violencia en contra de las y los migrantes, provenientes fundamentalmente de la delincuencia común y organizada, así como las atrocidades cometidas por las autoridades mexicanas.

Con la esperanza de ser una gota de agua que acoge, consuela, acompaña, da la vida por el ser humano vulnerable, el 25 de abril de 2011 nace La 72. Este proyecto franciscano y social, ofrece un servicio integral de atención a personas migrantes en Tenosique, Tabasco, uno de los puntos más sufridos y letales en la ruta migratoria.

ramon

Anualmente recibimos a una media de 12.000 personas, la gran mayoría provenientes del triángulo norte de Centroamérica, Guatemala, Honduras y El Salvador. Son víctimas de un sistema opresor y expulsor, de una violencia estructural que amenaza sus vidas y que les hace huir. La violencia criminal en manos de las pandillas, pero sostenida por el sistema político y social, es hoy por hoy, una de las principales causas de expulsión migratoria. Ya no sólo se busca un trabajo digno, sino se huye para sobrevivir. A La 72 llegan no sólo hombres sino personas de la tercera edad, familias completas, madres solteras, embarazadas, niños, niñas y adolescentes, en un exilio forzado desde Centroamérica.

ramon 3

La asistencia humanitaria es nuestra primera área de trabajo y se centra en atender las necesidades primarias de cerca de 1,000 personas migrantes que pasan mensualmente por la casa: alimentación, atención sanitaria, higiene, hospedaje y comunicación. Permanecen en La 72 desde días hasta varios meses. Diariamente atendemos a una media de 140 personas y servimos 420 comidas repartidas en 3 tiempos. Frijol, arroz, pasta y tortillas son parte de nuestra humilde y sencilla dieta. Asumimos que este primer nivel de intervención es clave para garantizar la vida e integridad de las y los migrantes.

Derechos humanos y gestión migratoria es la segunda área de trabajo. El constante aumento de personas víctimas de delitos en la región y/o violaciones a sus derechos humanos nos ha obligado a crecer y reforzarnos en esta área. Hemos logrado orientar, acompañar y dar seguimiento a todas las personas migrantes que nos han solicitado nuestros servicios. También hemos iniciado una atención más personalizada hacia los solicitantes de la condición de refugiado, que escapan de la violencia criminal en Centroamérica.

ramon 4

En la tercera y última área de trabajo, cambios estructurales, La 72 trabaja en red con otras Casas del Migrante y asociaciones civiles nacionales e internacionales para lograr una migración no forzada y libre de violencia. Nuestra participación con otras organizaciones en México nos han ayudado a colaborar en procesos de regularización de personas migrantes, mantener un dialogo con las autoridades de nuestro país e incidir en el cambio de rumbo de la política migratoria. En el terreno de lo trasnacional hemos logrado tender redes con organizaciones de Centroamérica, para buscar organizarnos como región; en el caso de los Estados Unidos, contamos ahora con la colaboración de dos organizaciones, una en Arizona y otra en Texas, que han generado ayudas concretas a procesos de regularización en este país.

Queremos revestir a La 72, del sayal franciscano. Ejercer lo que San Francisco y Santa Clara de Asís nos dejaron como herencia espiritual: “… la restitución de nuestros bienes a los pobres y excluidos, que son nuestros maestros y señores…”. La fraternidad universal, el servicio evangélico que dignifica, la ternura profética que acoge y libera, la búsqueda de la justicia serán los ejes que guíen nuestros pasos. Y con las víctimas migrantes asumimos la parte de persecución que implica su acogida y su defensa. Sabemos que si hay personas migrantes expulsadas de su país y perseguidas, sacrificadas, extorsionadas, derramando su sangre en el nuestro, es porque hay un estado de derecho sepultado junto con las víctimas de una violencia institucional.

ramon 2w

Las y los que trabajamos en el Hogar – Refugio nos sumamos a las y los que en todo el país quieren transformar el momento histórico que nos ha tocado vivir. Urge una reconstrucción y desde esta frontera sur nos unimos a esta titánica tarea.

 

¿Quieres ser parte de la lucha?

http://www.la72.org

https://www.facebook.com/la72tenosique

la72.coordinacion@gmail.com

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *