“MICROVITUM”: la misteriosa emanación del factor cósmico

MICROVITUM”: LA MISTERIOSA EMANACIÓN DEL FACTOR CÓSMICO

Por Shrii Shrii A’nandamu’rti

“El autor, rompiendo con los esquemas científicos actuales, introduce un nuevo paradigma en relación al origen de la vida en función del revolucionario concepto de Microvitum”.

 

Este discurso versa sobre “Microvitum, la Emanación Misteriosa del Factor Cósmico”. Una de las características humanas es que cuando no conocemos algo, con el fin de encubrir nuestras limitaciones u ocultar nuestras imperfecciones, decimos que ese algo no existe; o de una manera más inteligente, decimos que eso es un abstracto. En este universo nuestro, de todo lo que se encuentra al alcance de nuestros sentidos o dentro de la periferia de nuestra percepción, decimos que “es”, y de aquello que está más allá del campo de los sentidos o de la jurisdicción de la percepción no podemos decir nada. De aquí que nuestro mundo funcione dentro de las limitaciones de nuestros sentidos y percepciones. Sabemos que dentro del campo de la extroversión y la introversión Cósmicas [el círculo de la creación], la primera fase –la fase de extroversión– lo “sutil” se trasmuta en “burdo”, y en la fase de retorno –la fase de introversión– lo “burdo” se metamorfosea en “sutil”. En esta progresión, más bien, en este modo semicircular, puede haber objetos más sutiles en el ámbito de la materia –muchos objetos más sutiles que los electrones o los protones, los neutrones o los positrones– pero no encontramos otra alternativa que decir que son ya sea electrones o protones, [positrones] o neutrones. Y de manera similar, en la esfera psíquica, puede haber entidades más sutiles que el ectoplasma o que su cobertura extra psíquica, el endoplasma.

Hay entidades que se sitúan en el campo de las expresiones tanto de lo físico como de lo psíquico, que son más pequeñas o más sutiles que los átomos, electrones o protones; y dentro del campo psíquico, pueden ser más sutiles que el ectoplasma. Para designar tales objetos o tales entidades estoy empleando el término “microvitum”. Este microvitum, o en plural microvita, no es de orden protoplásmico, y como tal tiene poco que ver con las moléculas de carbono o los átomos de carbono, que son considerados los puntos iniciales o las etapas iniciales de la vida en este universo. Por lo que concierne a lo físico, la posición de estos microvita se encuentra justamente entre el ectoplasma y el electrón, no siendo ellas ni ectoplasma ni electrón.

Costumbre humana es decir que es “misteriosa” cualquier cosa que no conocemos respecto a cualquier tema o a cualquier objeto, cuando sabemos de su existencia pero ignoramos sus características u otros particulares. Así que con respecto a estos microvita, podemos decir que son misteriosos. Es por esto que he empleado la expresión “Microvitum, la Misteriosa Emanación del Factor Cósmico”. Los microvita no son de orden protoplásmico, y por lo tanto, no se sustenta la cuestión de la estructura de un protozoo o de un metazoo. Son algo misterioso.

Ahora bien, no todos los microvita son de la misma densidad ni de la misma sutileza. Algunos pueden encontrarse al alcance de microscopios altamente desarrollados, y otros pueden no estar al alcance de un microscopio, pero a causa de la expresión de sus acciones o como resultado de las vibraciones de sus acciones, pueden llegar a estar al alcance de nuestra percepción. Son de orden más sutil. Puede haber aún formas más sutiles de microvita que no se localizan directamente dentro del rango de nuestra percepción sino que pueden estar al alcance de un tipo especial de percepción, que es, de hecho, el reflejo de la concepción dentro del rango de la percepción en una esfera limitada.

Así pues, generalmente, los microvita pueden dividirse en tres categorías: primero, los que están al alcance de la percepción; segundo, los que no están al alcance de un microscopio pero llegan allí como resultado de su expresión, como resultado de la vibración de sus acciones; y tercero, aquellos que no se encuentran al alcance de la percepción común pero están al alcance de un tipo especial de percepción, la cual no es sino el reflejo de la concepción dentro de la periferia de la percepción. Tal percepción, tal tipo especial de percepción, puede sentirse o percibirse por personas que tienen la mente altamente desarrollada, que tienen la mente orientada espiritualmente.

Respecto a los microvita de orden burdo que pueden estar al alcance de un microscopio, la gente les ha dado el nombre de “virus”. Se dice que tal enfermedad ha sido originada por un virus. Pero virus es un término vago. El mejor término será el de microvitum, y no virus.

Ahora bien, los microvita se mueven a través del universo entero, de un cuerpo celeste a otro. Se mueven en todas partes, cruzando las fronteras de las nebulosas, atravesando vías lácteas, galaxias, estrellas, satélites, planetas y meteoros. Se mueven sin obstrucciones, sin importarles las condiciones atmosféricas o las lecturas barométricas. ¿Cómo es que se mueven? Cada cual requiere de medios para el movimiento. La movilidad significa movimiento a través de uno o varios medios. Puede haber más de un medio, esto es, puede haber muchos medios al mismo tiempo para el mismo movimiento. También los microvita se mueven a través de diversos medios. Se mueven a través del sonido. El así llamado virus de una persona enferma puede moverse a través del sonido de esa misma persona. Los microvita pueden moverse a través del tacto. En el caso de algunas enfermedades, el mal se difunde a través del olor de la enfermedad. Y en el caso de los metavita [1] más sutiles, el movimiento puede ser a través de ideas. Una cierta idea puede acelerar su velocidad en determinado planeta con la ayuda de unas cuantas mentes conceptualmente desarrolladas. Es decir que, un gran hombre con una mente conceptualmente desarrollada puede difundir sus ideas con la ayuda de estos microvita a través de un planeta, o aún a través del universo en diferentes cuerpos celestes.

Ahora bien, ¿cuál es la raíz causal del universo? ¿Cuál es el punto inicial de la vida o la vitalidad? Estos microvita son los portadores de la vida en las diferentes estrellas, planetas y satélites –no los átomos o las moléculas de carbono−. Estas criaturas vivientes con su misterioso movimiento, crean mentes y cuerpos, cuerpos vivientes en diferentes cuerpos celestes, y también pueden destruir mentes y cuerpos físicos, o cuerpos desarrollados o subdesarrollados, en cualquier rincón de este universo. Así que la raíz causal de la vida no son los protozoarios unicelulares o las células unitarias de protoplasma, sino este microvitum unitario.

Por lo tanto, ha de llevarse a cabo un intenso trabajo de investigación referente a este microvitum o estos microvita. Nuestra labor es gigante, y tenemos que comenzar nuestra investigación referente a los microvita de manera inmediata sin mayor tardanza; de otra forma, muchos problemas de la sociedad moderna no se resolverán de una manera correcta. Así como Prama [2] es esencial en el campo de la intelectualidad o de la búsqueda intelectual, en el campo intelectual de mayor altura es extremadamente necesario el trabajo de investigación sobre los microvita. Deberemos recordar aquí de nuevo que los microvita son una creación en la fase interna, más bien, en la fase retornante (de introversión) de la expresión cósmica. Somos seres humanos con intelecto desarrollado. Creo, más bien espero, más bien estoy seguro que ciertamente llegará el día en que los seres humanos tendrán un control adecuado sobre los microvita.

Tiempo atrás, refiriéndose a las estructuras singulares o colectivas de los microvita, los antiguos rs’is [sabios] decían que existen siete tipos especies de ellos y los llamaron: yak’sa, gandharva, vidya’dhara, kinnara, siddha, prakrtiliina y videhaliina, de acuerdo a la naturaleza de su sutileza o de su tosquedad.

Yo creo que a causa del esfuerzo de nuestra sa’dhana’ espiritual, más bien de nuestra sa’dhana’ físico-psíquico-espiritual, nuestra mente se desarrollará en todos sus estratos, y el poder de concepción también se desarrollará. Y con ese poder de concebir desarrollado, conoceremos todos los secretos de estos microvita.

Citas:

Shrii Shrii A’nandamu’rti. Discurso de Renacimiento Universal, 31 de diciembre de 1986, Calcuta.

 

Acerca del autor:

Baba the gentlemen

Shrii Prabhat Ranjan Sarkar, también conocido por su nombre espiritual: Shrii Shrii Anandamurti fue un escritor, científico, filósofo, teórico, activista social y maestro espiritual fundador de la organización internacional “Ananda Marga Pracaraka Samgha” (Sociedad para la divulgación del Sendero de la Bienaventuranza) en 1955.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *