¿Qué es el alma?

¿QUÉ ES EL ALMA?

Por Parabhakti y Gaungadhara Deva

“El concepto yóguico de alma y su respaldo científico”

 

Para muchas personas el espíritu, alma o “a´tma´” (en sánscrito) es un punto o luz brillando en el espacio; para otros, un cuerpo invisible o espectral. Sin embargo, la definición yóguica de alma o espíritu dista mucho de esta concepción.

El concepto yóguico de alma/espíritu es que éste es consciencia. Debemos distinguir entre “conciencia”, la cual es una facultad o atributo intelectual de la mente; aquello que nos permite elegir o discriminar entre lo bueno y lo malo, a la que nos referimos cuando decimos “tengo la conciencia limpia”. En la terminología yóguica le llamamos “Viveka” (sánscrito).

La otra es la “consciencia” que es la que nos da sentido de existencia propia; esta no es una facultad de la mente, la mente en sí es un fenómeno de esta consciencia. Es nuestro sentido mismo de presencia, nuestro “yo soy”. Pongamos un ejemplo, probablemente algunos habrán experimentado o escuchado de alguien quien “perdió la consciencia”, por lo que pierde su conocimiento de existencia y su capacidad de percibir el mundo exterior, es como estar muerto, por ende, el universo entero desaparece.

El universo en que vivimos es de naturaleza dual, así como existe el alma individual de cada ser viviente (la consciencia individual), existe la Consciencia o Alma Suprema “Parama´tma´”. La primera es relativa, la segunda es absoluta.

Todo el Universo (observable y no observable) es una expresión de la Consciencia Suprema, una forma metamorfoseada de la misma. Por ello, para que una estructura física se transforme en una estructura física viviente, la Consciencia Suprema se refleja a sí misma en un objeto específico y este cobra vida, desarrollándose una forma de “auto-consciencia”. Esta es la consciencia individual o alma individual, la cual es un reflejo de la Consciencia Suprema o Parama´tma´.

De acuerdo con la física cuántica “…vivimos y existimos en un campo mayor de Consciencia…esta Consciencia es el principio causal descendente que está detrás de todas las causalidades. Según los físicos cuánticos esta Consciencia es lo que comúnmente hemos llamado Dios o simplemente vida”[1]. “La Consciencia, en su forma absoluta, es el espíritu universal, inmutable (constante o que no cambia), presente en todo y en todo momento (eterno)”[2].

Ernest Rutherford llevó a cabo un experimento en Manchester, a través del cual llegó a la conclusión de que: “Nuestra verdadera Consciencia no existe en nuestros cerebros o en nuestros cuerpos”[3], es decir, que su composición no es material, sino que la sustancia del alma es inmaterial. Como se está reconociendo recientemente, todo lo que existe es Consciencia, en diferentes formas, en algunos casos es más sutil y en otros más burda, como en la materia sólida por ejemplo. No obstante,  la Consciencia impregna todo lo que nos rodea.

El Doctor Amit Goswami dice: “La importancia de la física cuántica estriba en que nos brinda una nueva visión del mundo, que muestra de una manera clara como la Consciencia puede ser y es el fundamento de nuestro ser.

meditacionI

En otras palabras, la física cuántica nos permite ver directamente que el mundo tiene sentido únicamente si establecemos su fundamento en la Consciencia. El mundo está hecho de Consciencia. El mundo es Consciencia”[4].

¿Cómo experimentamos el alma? La espiritualidad es el retorno al espíritu, a la esencia, a la Consciencia.

Dado que esta es interna, abstracta e  inmaterial,  no puede ser percibida con ninguno de nuestros órganos sensoriales, la única forma de hacerlo es a través de un método que nos permita explorar dentro de nuestras mentes hasta alcanzar su origen, su fuente o esencia.

Y ¿cómo hacerlo? La manera más efectiva es a través de la meditación, pues es durante ésta cuando tratamos de “cerrar” nuestros sentidos que reciben los estímulos del mundo exterior y nos volvemos más conscientes de lo que sucede en nuestro interior.

Cuando nos reconocemos principalmente como Consciencia comprendemos que todo lo que existe es Consciencia, todo sentimiento de separación o diferenciación desaparece, pues cada partícula de este universo es en sí misma una unidad inquebrantable, el Alma Suprema “Parama´tma´”, ya no somos más una gotita en el océano, sino el océano entero en una gota.

Referencias:

[1] http://www.asesoramientointuitivo.com/art%C3%ADculos/una-nueva-visi%C3%B3n-de-la-conciencia/

[2] http://www.isaacportilla.org/e-conciencia-y-consciencia.html

[3] https://proyectovaglio.wordpress.com/2009/03/23/teoria-de-la-ilusion-la-realidad/

4] http://www.amitgoswami.org/

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *