Revoluciona tu dieta con… ¡Leches vegetales!

REVOLUCIONA TU DIETA CON… ¡LECHES VEGETALES!

Por Shakuntala

“Entérate de cómo prepararlas de manera fácil y mejorar tu salud”.

Las leches vegetales son cada vez más populares y existe una gran variedad de donde elegir; algunos las denominan “bebidas vegetales”, ya que consideran incorrecto utilizar la palabra “leche”, sin embargo, de acuerdo a la definición de la Real Academia Española, el término leche también hace referencia al “jugo blanco” que se obtiene de “algunas plantas, frutos o semillas”[1].

leches vegetales
¿Qué propiedades nos aportan para la salud? 

Se caracterizan por ser digestivas, contienen menos lípidos que la leche de vaca, y las grasas que aportan son insaturadas. No contienen lactosa, por lo que es una buena alternativa para aquellos que son intolerantes o alérgicos a la leche de origen animal, o que simplemente quieren dejar de consumir leche de origen animal por razones éticas, sociales, etc.

Las leches vegetales se pueden realizar a base de legumbres, la más común es la soja; de cereales, como el arroz, la avena y el trigo; de frutos secos, como las almendras, las avellanas, las nueces y el coco; y de semillas en general, como la chía y el amaranto. Las propiedades nutricionales varían de acuerdo a la materia prima que se emplee.

 

Por regla general, los cereales aportan vitaminas, minerales, fibra y, en algunos casos, proteína. Los frutos secos proveen ácidos grasos (poliinsaturados), calcio y vitaminas del grupo B. Por último, las legumbres brindan proteínas de gran calidad, además de fibra, minerales y vitaminas.

Leche vegetaal

Además, son fáciles de hacer en casa y se obtiene una leche de buena calidad y sin conservantes, se puede consumir cruda o para la elaboración de postres, salsas, batidos, cremas, entre otros.

  • ¿Cómo se elaboran?

El procedimiento es prácticamente igual para todos los tipos de semillas. Primero se remojan para ablandarlas y activarlas. El tiempo de remojo depende del tipo y el tamaño de la semilla, mientras más grande, mayor será el tiempo que deberá permanecer en agua. Aunque por lo común, se deja en remojo durante toda una noche, que equivale de 10  a 12 horas[2].

Al activar las semillas  el contenido enzimático y nutricional aumenta y se digieren con más facilidad.

El proceso de activación también aplica para granos, cereales y nueces.

Posteriormente, se trituran en una licuadora o en un procesador y finalmente se cuela la mezcla para separar la leche de la pasta. Para la producción adecuada de leche a base de cereales, es necesario emplear agua caliente, por el contrario, si se trata de frutos secos el agua debe estar a temperatura ambiente.

extracto

  • ¿Qué cantidad de agua se requiere?

Eso depende de la consistencia que se desee obtener. Si se quiere una leche espesa, por una medida de materia prima se añade dos medidas de agua. Para una leche menos consistente por una medida de materia se agregan cuatro de agua.

Para endulzar se puede utilizar extracto de vainilla, miel, pasa de uva o dátiles.

datiles

La caducidad de las leches es de 3 días en el frigorífico, de preferencia en un recipiente de vidrio. Antes de consumir cualquiera de estas leches se debe mezclar bien porque tienden a sedimentarse.

Sin duda, las leches vegetales son una buena opción que se puede incluir en la dieta diaria según las necesidades y gustos de cada persona.

Recordemos el famoso proverbio de la medicina tradicional ayurvédica proveniente de la India:

“Cuando la alimentación es mala, la medicina no funciona.

Cuando la alimentación es buena, la medicina no es necesaria”.

[1] Real Academia Española http://lema.rae.es/drae/?val=leche

[2] Prakaya. http://www.prakaya.com/activacion-de-semillas/

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *