Vegetarianismo: alimentación con amor y respeto.

VEGETARIANISMO: ALIMENTACIÓN CON AMOR Y RESPETO

Por Parabhakti

“¿Qué implica realmente ser vegetariano? ¿Es una moda o una forma de vida? El vegetarianismo implica mucho más que sólo comida; significa respeto y amor a todos los seres sintientes”.

Quizá jamás haya pasado por nuestras mentes cuestionarnos si realmente necesitamos ser carnívoros. La sociedad en la que vivimos nos enseña, desde pequeños, que el consumo de carne es algo natural en el ser humano. Sin embargo, actualmente muchas personas están cambiando sus hábitos alimenticios, dejando de lado el consumo de carne o, al menos, reduciéndolo. Pero ¿Qué beneficios trae la adopción de una dieta vegetariana? ¿Se trata solamente de beneficios a nivel físico? ¿Qué hay del respeto hacia los otros seres?

Un breve repaso a través de la historia de la humanidad, puede mostrarnos que el hombre, en sus inicios, fue un ser esencialmente vegetariano. En muchas culturas antiguas, el vegetarianismo era mucho más común de lo que pensamos, sobre todo, entre los grupos sedentarios[1]. Personajes sobresalientes de la historia también se han inclinado por la aceptación de una dieta vegetariana, entre ellos: Platón, Budha, Sócrates, Leonardo Da Vinci, León Tolstoi, Albert Einstein, entre otros.

Pero, ¿qué es lo que ha movido a éstas personas a rechazar la carne y adherirse al vegetarianismo? Muchas son las razones por las que alguien puede abrazar este tipo de dieta, veamos algunas de ellas. Primeramente, a nivel físico, es bien sabido que el consumo excesivo de alimentos de origen animal produce diversas enfermedades, como ataques cardíacos, obesidad, diabetes y cáncer; el consumir vegetales, granos y semillas, reduce la probabilidad de presentar este tipo de padecimientos. Asimismo, en un aspecto económico, el vegetarianismo resulta provechoso, pues se consumen alimentos variados y nutritivos, y a un bajo costo. En cuanto a las razones ecológicas, en la crianza de animales para consumo se invierten muchos recursos como energía, agua y tierra, que serían mejor aprovechados si se destinaran para cultivar granos, legumbres y cereales.

Además de  los puntos ya expuestos, existe una razón de mayor relevancia  para cesar de ingerir carne y sus derivados. Desde el punto de vista yóguico, el principio llamado Ahim’sa  se refiere a no causar daño a ningún ser vivo, ni con la palabra, el pensamiento o la acción. Por lo tanto, “Ahim’sa se opone a la disminución o terminación de la expresión vital de cualquier organismo… Dondequiera que sea posible, se debe evitar terminar con la vida de cualquier forma animal o vegetal. Sin embargo, si hay que terminar con una forma para alimentarse, por ejemplo, debe seleccionarse la forma de vida menos evolucionada”[2].

Los humanos por mucho tiempo nos hemos sentido superiores a otros seres vivos, de ahí se deriva el uso, la explotación y matanza de otros organismos a los que consideramos inferiores a nuestra especie. Pero el hombre es tan sólo un habitante más de este planeta, por ello debe existir el respeto hacia todo ser viviente, independientemente de la especie a la que pertenezca. Una dieta vegetariana no solamente es buena para nuestra salud, sino que además estamos actuando de una manera éticamente correcta y respetando la vida en todas sus manifestaciones.

[1] ¿Qué hay de malo en comer carne? Ananda Marga Publications.

[2] Los animales tienen una forma de vida más evolucionada que los vegetales (por poseer un sistema nervioso más complejo), por ello, perciben más el dolor y sufrimiento. Tantra: la ciencia eterna.

2 replies

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] Vegetarianismo: alimentación con amor y respetoMay 1, 2015 – 11:35 am […]

  2. […] Salud: “Vegetarianismo: alimentación con amor y respeto” por […]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *